¿Se trata de un tratamiento esclerosante?


No. Esclerosar una vena significa fibrosarla y anularla. Este tratamiento llamado Fleboterapia Restaurativa (FR) consiste en la introducción en a luz del vaso de una sutancia que repara la pared del mismo, permitiendo que la sangre fluya con normalidad. Las venas enfermas se refuerzan, tonifican y continúan activas.

¿Es doloroso?


Es apenas percetible, osea que es prácticamente indoloro o equivalente a una sesión de acupuntura.

¿El producto que se utiliza es tóxico o nocivo a la salud?


Se trata de un producto en base a sustancias naturales que no entrañan ningún riesgo ni peligro.

¿El tratamiento es muy largo?


Es el más corto de todos los conocidos. En una sola sesión se barren extensas zonas de las piernas y basta de una a tres aplicaciones en una vena dilatada para hacerla desaparecer y continuar funcionando normalmente.

¿Es un tratamiento costoso?


Es asequible a cualquier presupuesto y hasta se puede asegurar que es barato considerando las ventajas a largo plazo, respecto de otros tratamientos tradicionales.

¿Con este tratamiento es posible evitar la cirugía?


Si, en la mayoría de los casos, aún de los más severos, pero naturalmente hay algunos pocos que requerirán de una minicirugía para reparar la válvula ostial de la vena safena sin extirpar la misma.

¿Que constancia hay de que los vasos se repararon?


Por todos los medios de la actual flebología esto puede ser constatado: Ecografía Doppler, ecotomografía, flebología y transiluminación. También es posible apreciarlo en algunas venas sanas pero antiestéticas como las del dorso de las manos o pies, en las que uno aprecia su progresiva disminución.